Instalación de Ubuntu 9.04 (Jaunty Jackalope) paso a paso

 

Esta es la opción más común, por desgracia, muchas veces cuando compramos un ordenador ya han decidido por nosotros que sistema operativo queremos utilizar y viene con el Windows instalado. Vamos a ver cómo hacer un hueco para nuestro Ubuntu.


La mayoría de las veces nuestro disco duro ya viene con dos particiones hechas, una donde está instalado el sistema y las aplicaciones (C:) y otra para los datos del usuario (D:), según se muestra en la figura de abajo:

 

 

Unidades de disco en Windows

Si solo tenemos la unidad C: el procedimiento a seguir es el mismo.


Lo primero que tenemos que hacer (desde Windows) es preparar el disco que vamos a redimensionar, es recomendable realizar antes los siguientes pasos:

 

  • Realizar un Scandisk para reparar algún posible error que tenga el disco.

  • Desfragmentar el disco que vamos a redimensionar, para compactar los datos y asegurarnos de que el espacio del disco que vamos a redimensionar no tiene ningún dato guardado.

  • Te recomiendo también que hagas una copia de seguridad del disco que vas a redimensionar, por si las moscas.

Si arrancamos nuestro Ubuntu en modo live CD y ejecutamos Gparted (Sistema -> administración ->Editor de particiones) veremos las dos particiones de nuestro disco pero representadas mediante la nomenclatura de Linux, es decir, la unidad C: equivale a sda1 y la unidad D: a sda2, como vemos en la figura de abajo ambas están formateadas con el sistema de archivos ntfs típico de Windows.



Estado de las particiones antes de redimensionar

 

 

Pues bien para redimensionar la partición sda2, en el punto 4º de la instalación, donde nos pregunta donde queremos poner Ubuntu 9.04 seleccionamos la opción instalarlo junto a los otros, según se muestra en la figura de abajo.

 

Redimensionar una partición con el asistente de instalación

 

 

Como vemos en la barra de abajo aparece un cursor que podemos deslizar haciendo clic en él y de está manera redimensionar la partición sda2, en este caso hemos dejado un espacio de 38.1 GB para que el asistente de instalación nos instale allí Ubuntu, como antes continuamos la instalación a partir del paso 5º.


Una vez instalado Ubuntu, GRUB (el gestor de arranque predeterminado en Ubuntu) nos detectará que ya hay un sistema operativo en la primera partición (Windows XP)  y nos permitirá un arranque dual al iniciar el sistema.

Otros sistemas operativos no son tan respetuosos con los demás, si instalamos primero Ubuntu o cualquier otra distribución Linux y después intentamos instalar Windows, tendremos problemas.


Nota: Windows también tiene su gestor de arranque particular y permite un arranque dual entre dos o más sistemas operativos, pero todos los sistemas operativos tienen que ser de Windows, por ejemplo puedes instalar Windows XP y después instalar Windows  Vista en otra partición, en el arranque podremos elegir el sistema operativo que queremos iniciar.

 

Si queremos hacer el redimensionado de la partición con GParted en vez de con el asistente de instalación, pues también es muy fácil, vamos a verlo con otro ejemplo.


Supongamos que tenemos un disco duro (sda) de 8GB con una única partición primaria (sda1) formateada con el sistema de archivos ntfs según se muestra en la figura de abajo:

 

Otro ejemplo de particionado

 

Arrancamos Ubuntu en modo live CD y ejecutamos GParted, seleccionamos la partición y pulsamos sobre Redimensionar/Mover, en la ventana que nos aparece podremos redimensionar la partición al tamaño que queramos:

 

Redimensionar una partición con GParted

 

En el ejemplo de arriba la partición la hemos reducido a 2981MB y nos queda un espacio libre de 5208MB.

Después de aplicar los cambios el disco nos quedará de la siguiente forma:

 

 

Estado del disco después de redimensionar con GParted

 

A partir de aquí ya podemos instalar Ubuntu utilizando la opción: Usar el mayor espacio continuo libre en el paso 4º.

 

El  próximo día veremos cómo hacer el particionamiento del disco manualmente, en muchos tutoriales se menciona que esta opción es solo aconsejable elegirla si eres un experto, veras que es casi igual de fácil y a cambio te permite un control total del particionado de tu disco, también instalaremos Ubuntu con el sistema de archivos Ext4 y veremos la diferencia en tiempos de arranque con respecto a si utilizamos Ext3.

 

Un saludo y hasta pronto.

 

© 2007-2017 AquiHayapuntes.com